Cuando llega la hora anual de la fiesta rociera, Andalucía se conmueve como ninguna otra comunidad en torno a sus hermandades y se organiza la gran comitiva romera.  Eso influye a los jinetes con sus jacas vaqueras clásicas de nuestra Andalucía, con el macho cortado a una cuarta y cuatro dedo, jacas estas, tordas, castañas y alazanas, con castañitas o crines entresacadas y cabezadas vaqueras con mosqueros de cuero, con ahogadero y sin ahogadero y como no, nuestras monturas vaqueras que es como un sillón de mi casa, para pasar horas y horas sobre ellas, se va vestido con guayabera y calzona de vuelta blanca, siempre de tela muy fresca por las temperaturas que hace, botos de ternera y espuela con correa de color avellanas, el sombrero siempre de colores grises o colores sufridos, pero no negros, por supuesto con sajones pues es la prenda ideal y yo diria necesaria para andar por el campo, pues sirve como delantal para protegerse del sol, del polvo, los roces de las jaras, lentisco y como no, para cuando se vierte algo de vino, el sombrero que es una prenda esencial, como no, de ala ancha y de piel de conejo, no como ha llegado la moda del sombrero de ala ancha pero de paja, pues no es ético perder nuestras costumbres. La mujer puede acompañarnos o bien a la grupa, montada siempre por el lado izquierdo, no por nada, sino por que por ese lado es por donde se le hace todas las cosas al caballo, eso si, es una lástima que cada vez hay menos mujeres a la grupa, pero todo tiene una explicación, igual que el hombre, la mujer va más cómoda sola a caballo, pues puede galopar o dar medias vueltas a las piernas.  La mujer, por supuesto va de igual manera con su cabezada vaquera y su bocao vaquero empavonado y su montura de amazona a la vaquera y vestida de flamenca, eso si, hay unos trajes de moda con el talle ceñido y bajo que queda una vistosidad y feminidad estupenda, pero no sirve para montar a caballo como amazona, pues el talle tiene que salir desde la cintura y en la parte de arriba se puede poner un corpiño, los botos serian vaqueros de ternera y como no, con su vara en el lado derecho para suplir la pierna.

En el rocío también hay amazonas que llevan pamelas muy sencillas para refugiarse del sol y decoradas con flores del camino, recordar, que la flor en el pelo desaparece, cuando se pone la pamela, también recordar que si se ponen espuelas, solo lleva una para la pierna que va en el estribo, y por supuesto correas color avellana y las espuelas empavonada como el bocao vaquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »